Mis enlaces favoritos
Curriculum vitae
FOTOS DE MIRANDA
MIRANDA EN LA CARRACA
FRANCISCO DE MIRANDA EL PRECURSOR
LOS VIAJES DE MIRANDA
LA BANDERA DE VENEZUELA
FRANCISCO DE MIRANDA LEGENDARIO
MIRANDA EN LA CARRACA

FRANCISCO DE MIRANDA AGOBIADO POR NO AYUDADO POR SUS DEFENSORES ,TRAICIONADO, POR LOS LIBERALISTA ,

AQUI SE APRECIA UNA IMAGEN DE EL EN LA CARRACA EN SUS ULTIMOS DIAS!!!!!
Imagen
Uno de los más grandes caraqueños del XIX, Francisco de Miranda, murió un 14 de julio de 1816, hace exactamente 188 años. Este caraqueño, venezolano y latinoamericano universal, falleció olvidado y abandonado en una triste prisión de Cádiz, 27 años después de la Toma de la Bastilla. Triste coincidencia en la que este ilustre prócer muere en un aniversario de la Revolución por la que luchó, y que significó la ruptura entre la sociedad occidental feudal y la sociedad occidental contemporánea, en la que se dio el tránsito de la sociedad estamental y heredera del feudalismo, a la sociedad moderna, con la declaración de los derechos del hombre y del ciudadano como bandera.

Sebastián Francisco de Miranda, estudió en Venezuela Derecho y Filosofía para luego ir a México y España en donde culmina estudios de matemáticas, lenguas vivas y el arte militar. Lucha en África, luego en Estados Unidos y después en la Revolución Francesa, destacando por su heroicidad, genio y visión de estratega militar y hombre de saber. Los franceses, conscientes de la naturaleza y talla de este hombre le confieren el honor de incluirlo de forma destacada en el Arco del Triunfo de París. Pero el sueño de Miranda no estaba en Europa. A pesar de haber comandado ejércitos de más de 100.000 hombres en la Francia de la Revolución, sus aspiraciones estaban en conseguir la libertad para su patria.

Como atrapado por una incansable locura, Miranda dedicó su vida entera a conseguir su sueño, llegando incluso a morir por el mismo. Poseedor de fortunas, influencias y acreedor de favores de reyes y gobernantes, Miranda hizo a un lado toda una vida de lujos, riquezas y comodidades, y se dedicó con tesón y esmero a la noble causa de la independencia americana. Sólo tuvo en Bolívar, un prócer de proporciones similares. Bolívar y Miranda fueron, tal vez, los más grandes americanos de los inicios del siglo XIX. Ellos son el ejemplo a seguir por las nuevas generaciones. Si bien es cierto que Bolívar y Miranda tuvieron diferencias notables, puntos de vista divergentes y se enfrentaron en el plano ideológico y hasta personal, también es cierto que ambos constituyen la más genuina expresión de la fidelidad y del ser consecuente con los ideales revolucionarios. Ellos dieron su vida, en el sentido literal de la palabra, por sus ideales.

Este 14 de julio es una fecha propicia para recordar a Miranda y sus aportes no sólo a la Independencia de Venezuela sino de la América toda. Es propicio también recordar que en las consecuencias originadas por la Revolución Francesa, se tiene un grano de arena aportado por Miranda. La abolición de la monarquía en Francia, la eliminación de la servidumbre, de los derechos feudales, la separación Estado Iglesia, la presunción de inocencia del acusado, la universalidad de la educación, la libertad de cultos, la libertad de expresión, etc, en todas esas conquistas hay un aporte de Miranda.

Pero esos aportes de Miranda no se quedaron allí. Así como Bolívar, al decir de Neruda, "Despierta cada cien años cuando despierta el pueblo", asimismo, Miranda ha despertado con la Revolución Bolivariana. En los ideales de justicia, de igualdad y de libertad, banderas de nuestra Revolución está presente Francisco de Miranda. La lucha antiimperialista que el pueblo y la Revolución Bolivariana libran actualmente, es herencia de la lucha que libró el Precursor contra el imperialismo español. La igualdad, la libertad y la fraternidad, consignas de la Revolución Francesa, de la que Miranda fue protagonista, son también, hoy en día, consignas de la Revolución Bolivariana.

Miranda nos dio más que una bandera tricolor, nos dio las banderas por las que luchamos los revolucionarios del presente.

Imagen